Abierto LU, MA, MI, JU, SA, DO: comidas y cenas.
Viernes solo cenas, viernes mediodía cerrado.

PIMIENTOS ASADOS para ensalada y para conserva

Pulse en la imagen para ampliarla

Ingredientes:

– Pimientos ecológicos grandes y de calidad.
– Ajo.
– Sal.
– Pimienta.
– Aceite de oliva virgen extra.

Pulse en la imagen para ampliarla

Fáciles de hacer, sanos y deliciosos, los pimientos asados forman parte de muchas ensaladas y recetas históricas del Mediterráneo. Como por ejemplo, la alboronía (del árabe al-baraniyya), plato elaborado con verduras (berenjenas, tomates, pimiento y calabazas) y pimentón. Es el precursor del pisto manchego y de otros pistos españoles.
O el za’aluk marroquí, también con berenjenas y pimientos, que se usa tanto como ensalada, como guarnición, o simplemente como acompañamiento de platos principales.
Los pimientos dulces, aportan a la dieta compuestos con capacidad antioxidante, entre ellos carotenoides, tocoferoles, ácido ascórbico y polifoneles, además de minerales, fibras y agua. Seleccionaremos pimientos (mejor ecológicos) frescos, grandes y carnosos, que estén sanos, limpios, secos, maduros, firmes, bien coloreados, bien formados y libres de insectos vivos y de podredumbre.

Receta:

Ponemos a calentar el horno a 200º C calor arriba y abajo.

Lavamos y secamos los pimientos .

Los disponemos en una bandeja de horno y los impregnamos de aceite de oliva virgen extra.

Horneamos durante 40 o 45 minutos (dependerá del tamaño de los pimientos.

Apagamos el horno y los dejamos entibia sin sacarlos. Así se reblandecen y luego resultan más fáciles de pelar.

Sacamos y escurrimos. Reservamos el líquido que han desprendido para hacer las conservas.

Pelamos y vaciamos los pimientos eliminando todas las semillas.

Los cortamos en tiras largas.

Apartamos los que vamos a utilizar para la ensalada y el resto lo introducimos en botes de cristal con cierre hermético. Los cubrimos con su caldo (el líquido que han desprendido al asaslos). Vertemos un chorro de aceite de oliva virgen sobre ellos y cerramos los tarros. Podemos conservarlos en el frigorífico durante bastante tiempo, sin abrir, una vez abiertos se estropeara en unos días, por eso, mejor varios tarros pequeños que uno o dos grandes.

Cuando ya hemos cerrado y guardado nuestra conserva de pimientos asados, pelamos y picamos un diente de ajo, montamos la ensalada de pimientos asados, salpimentamos, coronamos con el picadode ajo y aderezamos con aceite de oliva virgen extra.

Podemos servirla sola, o acompañando otros platos.

Nosotros hemos montado un primer plato vegano con nuestra ensalada de pimientos asados y unos corazones de alcachofas hervidas al estilo marroquí

VER VIDEO DE LA RECETA PASO A PASO

Pulse en la imagen para ampliarla

Pulse en la imagen para ampliarla

Twitter
Facebook