ABIERTO TODOS LOS DÍAS COMIDAS Y CENAS
excepto los viernes: VIERNES SOLO CENAS

Cerezas de la montaña de Alicante

Ingredientes selectos y naturales

CEREZAS DE MONTAÑA DE ALICANTE

Las Cerezas de Montaña de Alicante son cerezas Prime Giant de secano, sólo reciben el agua de lluvia.
Las Cerezas de Montaña de Alicante son cerezas Prime Giant de secano, sólo reciben el agua de lluvia.

Pulse en la imagen para ampliarla

Datos botánicos y propiedades:
-Árbol caducifolio que puede llegar a los 25 m de talla, con la corteza lisa, anillada, de color marrón rojizo, que se desprende en anchas bandas transversales.
-Hojas simples, ovado-oblongas, acuminadas, de 7.5-12.5 cm de longitud y 3.5-5 cm de anchura, fasciculadas en el extremo de cortas ramillas. Margen irregularmente aserrado. Haz glabro y envés más o menos pubescente. Pecíolo de 4-5 cm de longitud, con 2-3 glándulas rojizas cerca del limbo. Al caer las hojas adquieren una tonalidad rojizo-anaranjada muy decorativa.
-Flores blancas de 2-3 cm de diámetro que aparecen antes o al tiempo que las hojas. Se disponen en hacecillos axilares umbeliformes de 2-6 cm de longitud, con largos pedúnculos.
-Frutos globosos, carnosos, deprimidos en el ápice, de 1 cm de diámetro o algo mayor en los ejemplares cultivados. Son de color rojo negruzco, no pruinosos.

Medicinal:

Las cerezas son ricas en hidratos de carbono, entre los que destaca la fructosa, también son ricas en vitamina K, y contiene algunas del tipo A, C, B1, B2 y B3 gran cantidad de hierro, calcio, potasio, sodio, magnesio, fósforo, azufre y silicio. Es una fruta muy jugosa y dulce, su contenido en azúcar no excede del 10%.
– Tienen propiedades medicinales, como diurético así como para tratar el reumatismo, la gota y las enfermedades arteriales. Sus pedúnculos se emplean también en infusiones al contener muchos de sus elementos esenciales.
– También ayuda a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre.
– Son fácilmente tolerables por los diabéticos y por su poder saciante se suelen incluir en las dietas de adelgazamiento.
– Se recomienda también su consumo en caso de hipertensión y enfermos cardiacos y renales. Ayuda a reducir también los niveles de ácido úrico en la sangre.
Resulta muy beneficiosa en los casos de desmineralización ósea o muscular.

Las cerezas (Prunus avium), junto a otros frutos y hortalizas, se cultivan en el levante de la península Ibérica desde la época andalusí. Fueron los hispanomusulmanes de al-Ándalus quienes extendieron las plantaciones de cerezos y mejoraron la calidad de algunas variedades.
En el trabajo “Árboles y arbustos de Al-Andalus” publicado por el CSIC en 2004, al hablar de los cerezos en la página 155 leemos: «Queda claro que lo encuentran silvestre («variedad montesina» «especie arbórea de montaña»), añadiendo que «la variedad montesina se da bien en Sierra Nevada».(*1.-).
Efectivamente, como sabemos, todavía hay poblaciones silvestres de cerezos en Sierra Nevada. La ‘Umda también ofrece precisiones geográficas, pues encontramos en esa obra párrafos tan significativos como el siguiente: «se da en las montañas y abunda en la zona de Jaén y en los montes de Córdoba; yo lo vi en los montes de Algeciras, donde abunda» (*1.-).
En el trabajo anteriormente citado y publicado por el CSIC en 2004, también se recogen técnicas andalusíes para conservar las cerezas: «…se cortan y se secan al sol y se rocían con hidromiel (como conservante).» (*1.-).

Datos históricos y de interés gastronómico

La cereza, uno de los frutos con mayor presencia en nuestras mesas, adquiere cada día mayor protagonismo en los mercados internacionales. La explicación hay que buscarla en sus propiedades y en el cuidado y esmero que ponen los productores en sus controles de calidad. Son agricultores propietarios de pequeñas explotaciones, la mayoría de ellas abancaladas. Han trabajado la tierra toda su vida y saben perfectamente como cosecharlas y cuando recogerlas. Lo hacen a mano, poniendo mucho cariño para que conserven su sabor único. Son cerezas Prime Giant de secano porque sólo reciben el agua de lluvia. Por tanto su calibre, que es grande, no está hecho artificialmente con técnicas de regadío. Al sólo alimentarse de la lluvia hace que conserven todo su sabor.

Estos son los aspectos que hacen que la cereza de la montaña de Alicante sea una fruta única: Un color rojo rubí, una textura carnosa y un sabor muy especial. Las cerezas de la montaña de Alicante crecen en un microclima mediterráneo templado, de elevada pluviometría y con temperaturas frías en invierno y templadas en primavera. Estas características agroclimáticas provocan que la cereza sea más temprana, dando lugar a una fruta de características excepcionales.

Composición por 100 gramos de porción comestible:
– Calorías: 58,3
– Hidratos de carbono (g): 13,5
– Fibra (g): 1,5.
– Provitamina A (mcg): 3
– Vitamina C (mg): 8
– Potasio (mg): 260
– Magnesio (mg): 10
– Calcio (mg): 16

La I.G. Cerezas de la Montaña de Alicante / Cireres de la Muntanya d’Alacant, se suma a una campaña de mejora constante de los productos con varios proyectos. Uno de ellos estudia una colección de variedades de maduración temprana, con cerezas nacionales y otras importadas de Canada, Italia, Francia y Hungría.

El reglamento de la Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) Cerezas de la Montaña de Alicante y su Consejo Regulador se aprobó por orden de la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Comunidad Valenciana el 14 de junio de 1991.

Las variedades principales amparadas por la I.G. Cerezas de la Montaña de Alicante son: “Burlat”, “Picota”, “Picota Ambrunesa”, “Early Lory”, “Prime Giant”, “Sweet Heart”, “Brooks”, “Nimba”, “Frisco”, “Santina”, “Lapins”, “4-84” y “Sonata”. Variedades polinizadoras: “Stark Hardy Geant”, “Bing” y “Van”. Las cerezas de esta I.G. proceden de las especies Prunus avium y Prunus ceraseum, o de sus híbridos destinados al consumo humano fresco.

Las características de estas variedades pueden resumirse en los siguientes puntos:
– Color: De rojo carmín a rojo vivo.
– Sabor: Dulce.
– Pulpa: Blanda, de color rosa a vino tinto.
– Forma: De bola, generalmente pequeña, puntiaguda en la base.
– El fruto debe estar unido al pedúnculo

Las cerezas protegidas por la I.G. Cerezas de la Montaña de Alicante son de las categorías «extra» y «primera», y sus calibres van en función de las variedades reseñadas. En la variedad «burlat«, por ejemplo, el calibre para la «extra normal» se estipula igual o mayor de 26 mm. para la «extra valls» debe ser igual o mayor de 24 mm. y para la «primera» mayor o igual a 22 mm.

La producción media anual se estima entre dos y seis millones de kilos. Del total de la producción el 75% se destina al mercado interior y el 25% restante a la exportación.

La fecha aproximada de la recolección oscila del 15 de abril al 10 de julio.

El cultivo de las cerezas es la principal actividad económica de los valles del norte de Alicante. Es una auténtica fiesta de la Cereza en la montaña de Alicante. Se trata de un cultivo con denominación de origen “Cerezas de la montaña de Alicante”, constituida por los municipios de Agres, Alcocer de Planes, Alcoy, Alfafara, Almudaina, Alquería de Aznar, Balones, Banyeres de Mariola, Beneixama, Beniarrés, Benifallim, Benillup, Benimarfull, Biar, Cañada, Castalla, Cocentaina, Confrides, Cuatretondeta, Facheca, Gaianes, Gorga, Ibi, Jijona, Lorcha, Millena, Monóvar, Muro de Alcoy, Penáguila, Pinoso, Planes, Salinas, Sax, Tárbena, Tollos, Vall d’Alcalá, Vall de Ebo, Vall de Gallinera, Vall de Laguart, y Villena, de la provincia de Alicante. En la provincia de Valencia destacan Bocairente y Onteniente.

*1.- Carabaza Bravo, Julia M.; García Sánchez, Expiración; Hernández Bermejo, J. Esteban; Jiménez Ramírez, Alfonso. Árboles y arbustos en Al-Andalus. 2004. páginas 155-156. Ed. Consejo Superior de Investigaciones Científicas (España). En Madrid, (Estudios árabes e islámicos. Monografías ; 8). ISBN: 84-00-08273-7.

Flor de la cereza de montaña de Alicante. Cerezo en flor. Vall de la Gallinera.
Flor de la cereza de montaña de Alicante. Cerezo en flor. Vall de la Gallinera.

Pulse en la imagen para ampliarla

Las características de las cerezas de la montaña de Alicante son, un color rojo rubí, una textura carnosa y un sabor muy especial.
Las características de las cerezas de la montaña de Alicante son, un color rojo rubí, una textura carnosa y un sabor muy especial.

Pulse en la imagen para ampliarla

El reglamento de la Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) Cerezas de la Montaña de Alicante y su Consejo Regulador se aprobó por orden de la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Comunidad Valenciana el 14 de junio de 1991.
El reglamento de la Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) Cerezas de la Montaña de Alicante y su Consejo Regulador se aprobó por orden de la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Comunidad Valenciana el 14 de junio de 1991.

Pulse en la imagen para ampliarla

Las características pueden resumirse en los siguientes puntos: Color: De rojo carmín a rojo vivo. Sabor: Dulce. Pulpa: Blanda, de color rosa a vino tinto. Forma: De bola, generalmente pequeña, puntiaguda en la base. El fruto debe estar unido al pedúnculo.
Las características pueden resumirse en los siguientes puntos: Color: De rojo carmín a rojo vivo. Sabor: Dulce. Pulpa: Blanda, de color rosa a vino tinto. Forma: De bola, generalmente pequeña, puntiaguda en la base. El fruto debe estar unido al pedúnculo.

Pulse en la imagen para ampliarla

El cultivo de las cerezas es la principal actividad económica de los valles del norte de Alicante, una autentica fiesta de la Cereza. Cerezos en La Vall de la Gallinera.
El cultivo de las cerezas es la principal actividad económica de los valles del norte de Alicante, una autentica fiesta de la Cereza. Cerezos en La Vall de la Gallinera.

Pulse en la imagen para ampliarla

Twitter
Facebook