ABIERTO TODOS LOS DÍAS COMIDAS Y CENAS
excepto los viernes: VIERNES SOLO CENAS

Legado andalusí. Personas hispanomusulmanas sabias, eruditas, intelectuales e importantes de al-Andalus

Fatima bint Zakariya ibn abd Allah al-Katib al-Sabulari

Fatima bint Zakariya ibn abd Allah al-Katib al-Sabulari (فاطمة بنت زكرياء بن عبد هللا الكاتب الشبالري). Erudita mujer musulmana andalusí, caligrafía, poligrafía, copista, jefa de bibliotecarios de la Gran Biblioteca del califa, así como de las restantes 70 bibliotecas que fundó al-Hakam II durante su gobierno.

Biografía:

Fatima bint Zakariya ibn abd Allah al-Katib al-Sabulari nació en Qurtuba, la actual Córdoba, en el s. X y murió en el s. XI el año 1036 a los 94 años de edad. Era hija de un escriba que estaba al servicio, tanto del califa al-Hakam II como de su hayib Yaf.

Su formación intelectual estuvo influenciada por los grandes eruditos de la corte del califa al-Hakam II. Entre los mayores logros de este califa de carácter culto se encuentra el papel destacado que tuvo la Biblioteca ubicada en su propio alcázar. Se estima que el fondo bibliográfico alcanzaba los 400.000 volúmenes. La Biblioteca se destacó por la variedad temática de sus colecciones.

Frente a la Biblioteca emplazada en el alcázar califal, se ubicaban los talleres de encuadernadores, iluminadores, correctores y copistas. Entre todos ellos destacó Fátima. Estos méritos más sus dotes en caligrafía y en poligrafía (arte de escribir por diferentes modos secretos o extraordinarios, de manera que lo escrito no sea inteligible, sino para quien pueda descifrarlo) favorecieron que fuera nombrada jefa de bibliotecarios de la Gran Biblioteca del califa, así como de las restantes 70 bibliotecas que fundó al-Hakam II durante su gobierno

A parte de ser una maestra calígrafa y copista, una de sus principales funciones en la corte qurtubí fue la de viajar por mercados y librerías de Bagdad, Constantinopla, El Cairo o Samarcanda, en búsqueda de libros nuevos o ediciones particulares que pudiesen incorporarse a la colección del califa.

Creó e implantó un sistema de catalogación que recogía de manera pormenorizada el total de los títulos de la biblioteca, así como datos precisos sobre temáticas y dónde estaban situados. Elaboró un catálogo que según Ibn Hazm, constaba de 44 cuadernos de 50 folios cada uno (cif. Leví-Provençal), donde se registraba el nombre, la filiación de autor y un pequeño comentario sobre cada obra..

Esta ilustre mujer está incluida en la lista de ulemas (estudiantes legales del islam y la sharia) de al-Andalus y tal fue el respeto y reconocimiento que se ganó durante toda su vida, que a su muerte, a los 94 años de edad, fue enterrada con grandes honores en el cementerio de Unn Salama de Qurtuba, en el año 1036 .

FUENTES:

– Casa Árabe. Personajes ilustrados de al-Andalus.
– Escolar, Hipólito. Historia de las bibliotecas. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruiperéz, 1990.
– Millares Carlo, Agustín. Introducción a la historia del libro y las bibliotecas. Madrid: Fondo de Cultura Económica, 1971.

Pulse en la imagen para ampliarla

Pulse en la imagen para ampliarla

Cultura:

Twitter
Facebook