BALANSIYA: las puertas de la medina

Balansiya es el nombre con el que se conoció a Valencia en Al Andalus, el nuevo Estado Islámico que fundaron los musulmanes en la Península Ibérica

En el año 1021, fue nombrado el primer soberano de la historia de Valencia, se llamaba Àbd al-Àziz ben'Abd ar-Rahman al-Nasir ben Abí Amir y tenía 15 años. Durante los 40 años de su gobierno se vivió una de las épocas más tranquilas y prósperas.

La ciudad fue dotada de unas fortificaciones tan eficaces que el geógrafo al-Udrí, quién visitó Balansiya en esa época, escribió que: era la obra defensiva más perfecta de toda la España musulmana.


Las murallas y torres envolvían un abigarrado caserío típicamente musulmán, con su laberinto de calles, callejuelas, azucacs y placitas entre las que la Ÿama'a constituía el corazón pues allí estaba el alcázar o palacio real y la mezquita mayor donde se daban a conocer al pueblo las decisiones más importantes.

Se celebraban otros zocos de carácter semanal, en los puntos de salida y entrada en la ciudad, que no tomaban el nombre de la puerta sino del día de la semana en que tenían lugar.

En cuanto a las puertas con las que contaba el recinto amurallado, Báb al-Qantara (Puerta del Puente) estaba situada en lo que ahora es plaza dels Furs, inmediata a las actuales torres de Serranos.

Al final de la calle del Salvador quedaba ubicada Báb al-Warraq (Puerta del Papel, pero esta palabra que tiene varias acepciones podía aplicarse también a librero o, mejor, memorista).

El palacio e iglesia del Temple fueron construidos junto a Báb as-Sajar (puerta de la Piedra). Para que fuera puerta de la Aurora o del Amanecer, como algunos apuntan, debería haberse llamado as-Sahar, pero leemos que al-'Udrí, autor que visitó Balansiya durante el reinado de 'Abd al-'Aziz, escribió as-Sajar.

Junto a la puerta, protegiéndola, estaba la famosa torre de Alí Bufat, cuyo nombre original debió ser Alí Bu Fadl. Era redonda y es bien sabido que allí izaron los musulmanes el pendón que hoy puede verse en el Ayuntamiento de la ciudad, en señal de rendición al rey Jaime I.


En la plaza de San Vicente, ocupando algo de la iglesia de Santo Tomás, que entonces no existía ni como mezquita, si bien se registra uno de estos templos islámicos en las inmediaciones, estaba Báb ash-Shari'a, que daba paso a la musal.la donde, extramuros, se celebraban ciertos acontecimientos religiosos. Los cristianos transformaron ash-Shari'a en Eixerea con cuyo nombre era conocido y lo es todavía el barrio allí existente aunque con el tiempo quedó reducido a la Xerea.

Báb Tudmir y después Báb Báytala (Boatella para los cristianos) estaba en la calle de San Vicente, a pocos metros de la actual iglesia de San Martín.

Báb al-Qaysariya (mercado de sedas) debía quedar situada en el punto en que la calle Ercilla se inicia en la plaza del Mercado Central, frente a la puerta principal de este.

Finalmente, muy cerca del Portal de Valldigna que sería abierto sobre 1400, estaba Báb al-Hanash (Puerta de la Culebra).

Esas eran las siete puertas que tenía Balansiya a mediados del siglo XI. Anteriormente, en el siglo IX, sabemos que tenía cuatro porque nos lo dice el médico y geógrafo persa ar-Rází, aunque no proporciona la ubicación.

Extractos de "LA VALENCIA MUSULMANA" de Vicente Coscollá - Carena editors






















Abierto todos los días desde las 13:30 h. hasta las 17:00 h. y desde las 20:30 h. hasta las 00.00 h. Tel. 963 890 824

© 2014 Restaurante BALANSIYA - Pº Facultades, 3 - 46021 Valencia - Tel: 963 890 824 - info@balansiya.com